Diferencia entre Buyer Persona y Audience Persona

Probablemente hayas leído o escuchado hablar sobre estos dos términos como si fueran sinónimos intercambiables…pero en realidad no lo son, y conocer las diferencias puede marcar TU diferencia. O mejor dicho, la fina distancia entre una estrategia depurada y otra a medias, porque confundirlos puede tener graves consecuencias.

En este artículo te contamos en qué consiste cada uno de estos términos de marketing, que en realidad son herramientas básicas para desarrollar una buena estrategia. Recuerda, ¡La maestría reside en los matices!

Una cuestión de distancia y profundidad

La principal diferencia entre el Audience Persona y el Buyer Persona es la distancia que tomamos para analizar a nuestro cliente ideal. Mientras que el Audience persona es una herramienta que nos sirve para analizar las características generales de un grupo de población amplio – como las particularidades demográficas, las actitudes y los comportamientos-; el Buyer Persona se centra en un solo individuo, investigando sus valores, necesidades y deseos. De esta forma es más sencillo hacerse una idea de cómo vive nuestro cliente ideal el viaje a través del proceso de compra.

Utilizar el audience persona y el buyer persona de forma complementaria

buyer-persona-audience-persona-2-1

Aunque estas dos herramientas para definir a nuestros clientes no sean iguales, sí son totalmente complementarias, y juntas pueden ayudarnos a conseguir una estrategia de marketing mucho más completa y equilibrada.

El Audience Persona

Es probable que ya tengas una idea aproximada de tu Audicence Persona si cuentas con un plan de marketing, pero te recomendamos que repases de nuevo esta definición, e intentes ser lo más específico y detallado posible. Para ello, ten en cuenta al menos los siguientes rasgos:

  • Género
  • Edad
  • Lugar de residencia o localización
  • Intereses
  • Ingresos
  • Desafíos, necesidades y actitudes

Si necesitas encontrar inspiración para definir estas características de tu Audience Persona puedes utilizar los datos de tus clientes, tanto actuales como pasados, e incluso los datos de tu competencia más cercana.

EBOOK   Como incrementar tus ventas:  ¿Que es el Sales Enamblement?.  Recomendado por empresas de más de 50 empleados sector B2B 

El Buyer persona

Una vez que tenemos una idea clara de nuestro Audience Persona, es el momento de poner la lupa en las características más personales de nuestro público objetivo.

El Buyer Persona es una representación de nuestro cliente ideal, no hay que perder de vista que una empresa puede contar con varios buyer persona, ya que puede tener varios tipos de clientes ideales a los que debe acercarse de manera diferente.

buyer-persona-audience-persona-3

Para que la representación del Buyer Persona resulte realmente efectiva es mejor darle un nombre relacionado con su principal característica, y tratarlo como si fuera una persona de carne y hueso más. Así, podremos ir adentrándonos en su personalidad e ir definiendo aspectos esenciales de su comportamiento, sus motivaciones, sus deseos, etc. Todo esto nos ayudará a estar preparados para dar a nuestros clientes reales lo que necesitan, entenderlos y tratarlos de la manera más adecuada para lograr cerrar las ventas.

Algunas características para empezar a definir el Buyer Persona:

  • Nombre (Por ejemplo, Marga la Impulsiva, Sebastián el CEO, etc.)
  • Edad
  • Puesto o profesión
  • Metas
  • Desafíos
  • Cómo nuestro producto puede ayudar a la persona
  • Qué dudas o preguntas le suelen surgir sobre nuestros productos
  • Dónde suele informarse o buscar referencias
  • Qué tipo de información necesita para tomar decisiones
  • Cuáles son sus deseos y miedos

El Buyer Persona ayuda a entender mejor los procesos de los clientes, y también a saber a distinguir hacia qué tipo de cliente debemos centrar nuestros esfuerzos.

Encontrar el cliente ideal

Como ya hemos visto estos dos perfiles son complementarios, y resultan igualmente necesarios para definir sobre el papel a quién debemos dirigirnos, cómo hacerlo, y cuál es el momento más adecuado en cada caso.

Si quieres dar en el clavo, no te olvides de estos dos perfiles y utilízalos adecuadamente de forma complementaria, tanto para la creación de contenidos, como para el desarrollo de cualquier estrategia de marketing para conseguir clientes.